Muchas veces se nos llena la boca hablando de la libertad, y es que desde el principio de los tiempos el ser humano ha considerado este valor moral uno de los mas importantes en su existencia. Ya en la Torá la libertad del pueblo judío tras la esclavitud en Egipto es el don ofrecido por Dios. Posteriormente, el pueblo romano consideraba la libertad como la diferencia entre los suyos y el resto de los hombres, a los que sometían como esclavos ofreciéndoles ésta como máxima recompensa en su vida. Por fin llegó el cristianismo, que universalizó la libertad del ser humano, pero costó muchos siglos poder llegar a una sociedad donde el ser humano naciera libre y con los mismos derechos que los demás. Fue en Europa donde el ser humano consiguió ofrecer a todos sus conciudadanos unos derechos HUMANOS. Estos derechos se plasmaron en la declaración universal de los derechos humanos, que en su primer artículo se declara y así está escrito que Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

Pues bien, ayer, como viene siendo habitual últimamente en una zona de España llamada Cataluña, se comenzó el intento de abolición de la fiesta de los toros. Lo que para mi, a todas luces, es un atentado contra la libertad del ciudadano catalán y por tanto del ciudadano español. Y es que unos hombres pretenden prohibir a otros emocionarse con belleza sublime (sobradamente demostrada y enaltecida lo largo de los siglos por el resto de las bellas artes) del toreo.

Y es la izquierda política y el nacionalismo catalanista quienes pretenden prohibir la fiesta. Hace falta decirlo alto y claro para que todos sepamos qué y a quien votamos, ya que es la única defensa que nos queda a los taurinos. ERC por ser de izquierdas, catalanista radical y anti-española (este partido, sumido en la mayor ignorancia posible, considera la fiesta de los toros algo español y ajeno a Cataluña), IULV por considerarse de izquierda-radical y ultra-ecologistas (que me gustaría saber a mi que actividad privada hay en España mas ecológica que la cría del toro bravo), CIU por nacionalista anti-español, y sobre todo y lo que más nos puede doler, el PSC-PSOE ¿por nacionalista? probablemente, ¿por ultra-ecologista? no lo sé, imagino que no, ¿por ser lo que se llama ahora “progre”? seguro …

Esta más que demostrado en esta joven democracia española que la izquierda y el nacionalismo son los principales enemigos de la libertad para los ciudadanos españoles. Hace unos días, fue la ministra de cultura la que pretendía establecer una censura en internet, y ahora sus compañeros de partido prohibir la tauromaquia. Para nuestra desgracia, el presidente de todos los españoles y mucha parte de su gobierno son los primeros a favor de esta medida abolicionista, y es que sus silencios los delatan. Hace poco, el maestro Francisco Rivera acusó al Sr. Zapatero de ser el primer anti-taurino del país, y el silencio ha sido su respuesta. Este PSOE, aunque disimula en otras zonas de España, en cuanto puede lleva a cabo sus totalitarias medidas anti-taurinas. Estaría bien que el partido socialista obrero español diga cual es su postura, para que los ciudadanos libres (cada vez menos) españoles sepamos a que atenernos a la hora de votar, y si no la dice de forma explícita ni actúa en consecuencia, sabremos que su postura es la que ha votado el partido en Cataluña. Al igual que hace con leyes como las del aborto y casi todas las demás que proponen, donde establece una disciplina de partido y a la que todos sus diputados se atienen sin excepción.

En resumen, desde este blog no se pide que a todo el mundo le guste la fiesta, ni que acuda a ella, ni que la defienda a muerte, ni que se subvencione (ni este ni ningún otro arte), sólo se pide respeto y LIBERTAD.