Ayer, pudimos asistir a la corrida celebrada a la 17:30h en Úbeda, Jaén.

Vamos allá con la reseña:
Con casi lleno en los tendidos, se lidiarion 5 toros de Albarreal y uno con el hierro de Concha y Sierra, de buen juego en general.
Finito de Córdoba, 2 orejas y ovació con saludos.
Manuel Díaz “El Cordobés”, ovación y 1 oreja con petición de la segunda.
Sebastian Castella, ovación y 2 orejas.

Lo mejor de la tarde lo vimos en la faena de Juan Serrano al que abrió plaza. Hizo gala el torero cordobés de su excelsa calidad una vez más. Series con la derecha perfectas, y con la izquierda, profundas aunque algo menos ligadas. En su segundo, un toro manso, que hizo varios amagos de rajarse en cuanto el torero le pudo, tuvo que tragar ya que su oponente nunca se desplazo largo ni se entregó. El torero tras un “rifi-rafe” con un aficionado que no paraba de increpar y al que mandó callar, tiró de casta y técnica para sacarle los pocos pases que tenía. El fallo a espadas le privó de pasear una oreja más.
Manuel Díaz estuvo toda la tarde muy en “El Cordobés”. Salto de la rana, desplantes, cabezazos al toro, etc. pudimos ver ayer. Derrochando como siempre simpatía hacia el público. Perdió los trofeos por el descabello en su primero, y a su segundo le corto una oreja con mucha fuerza. Un derrote de su segundo astado al entrar a matar le provocó la rotura de ligamento interno de la articulación metacarpiana de la mano izquierda que le obliga cortar la temporada.
Castella estuvo bien con su segundo, con series templadas y de gran belleza con ambas manos, ante un gran toro, probablemente el de más calidad de un buen encierro.

Reseñar también que ayer, apenas a 35 kilómetros, en Mancha Real, hubo otro festejo, con lleno en los tendidos, y donde los tres toreros salieron triunfales. Un Abellán con oficio, El Fandi muy bullidor y espectacular, y Benjamín Gómez con un toreo clásico y de muchos kilates se repartieron hasta 11 orejas y dos rabos.