Quiere uno suponer que dicha medalla debe otorgarse a toreros que hayan destacado, fundamentalmente, por su Arte, o que hayan aportado, al Toreo, algo importante, pero la realidad, desde hace algún tiempo es otra, por lo  que tal galardón estaba ya muy desprestigiado, especialmente desde que se concedió a un periodista. Muchos se preguntaban, ¿por qué no se concede, antes que a un periodista,  a un ganadero, empresario, apoderado, etc.? La contestación es fácil: Porque no tendrán influencias políticas.

Así pues,  pensábamos que,  con ello, ya se habia tocado fondo, pero resulta que este año la concesión es también es disparatada.

Sinceramente creo que Francisco Rivera es un buen torero, valiente, con gran oficio y, además personalmente , un hombre cabal, pero puedo citar múltiples nombres de toreros ya retirados (Julio Aparicio padre, Diego Puerta, El Cordobés, Palomo Linares, Dámaso González, Curro Vázquez, Paco Ojeda-uno de los toreros más importantes de la historia-Joselito) o en activo(Finito de Córdoba, Morante de la Puebla) que la merecen antes que él.

Este hecho es una demostración más del grado de corrupción, degradación y desprestigio a que se han llevado las Instituciones y , en general, España.

El señor Ministro de Cultura, como máximo responsable, ha cubierto de gloria una vez más a este gobierno. Le deseo larga vida pero no de ministro, mejor que se dedique a otros menesteres.

Del maestro Francisco Rivera tengo una opinión inmejorable  como persona, por lo que pienso que lo más acertado que podría hacer es agradecer el galardón pero no aceptarlo, alegando que hay muchos compañeros que la merecen antes que él, pues no ha habido una sola voz, en todo el Toreo, favorable a tal concesión. Dos revistas taurinas de tirada nacional simplemente no se han dado por enteradas del hecho, mostrando asi su mayor desprecio a los causantes del disparate. Si así lo hiciera demostraría, una vez más, su hombría de bien y su grandeza.

Los que han movido los hilos en el Ministerio para que le concedan esta Medalla, más que un favor le han causado un serio perjuicio, pues me consta que algunos de los toreros que ya la tienen han dicho que les pide el cuerpo devolverla y si no lo hacen es por respeto a Francisco Rivera, y estoy seguro de que los que aún no lo tienen y la merecen, estarán pensando que mejor no se la concedan nunca porque ya es un deshonor más que un honor.